"Lo he de vivir. Quedarme adormilado entre tus piernas. Dentro de ti, pequeña inmensidad, dulce anestesia. En blanco te dejaré, como dejo este verso. Porque tú conviertes las curvas en rectas Entrar en ti. Nacer pero al revés, huir ahí dentro. En tu oscuridad." Toros en la Wii, Love of Lesbian

martes, julio 5

Del amor, al odio!

De repente ella veía a todas esas parejas, agarradas de la mano. A aquellas personas que  se querían, que con más de una mirada se decían todo, con discusiones diarias o sus problemas, ella sabía que se querían. Y no podía soportarlo ver a otros felices, con los corazones felices, llenos de amor y ternura. Ella se encontraba sentada en un banco, en una pequeña plaza centrada en la región de donde ella vivía. No podía aguantar las risas de aquellas personas calificadas como: ENAMORADOS. Ni siquiera como se miraban, como se hablaban en su lenguaje típico, como se miraban; mientras `gritaban al mundo que se lo perdonarían todo‘. Pero ella tenía algo… algo tan vacio, oscuro, como un nudo en la garganta que le impedía que el amor entrara a su vida. Llevaba la nostalgia y la melancolía a cuestas, algo la comía por dentro…  Algo que la horrorizaba ver a aquellas parejas felices. Pero el más terrible dolor que ella sentía era, verlo a él.  En sí, verse a ella y verlo a él, en los ojos de otros que no eran ellos. Tenía miedo. Miedo a pasear un día cualquiera y de un segundo para el otro perder el control de su mentalidad. Miedo a perder esa doctrina que la mantenía en equilibrio o la apartaba de todo malo de aquellos recuerdos que le hacían daño o la agobiaban tanto! Miedo a explotar, a gritarle a toda esa gente que se dejaran de querer, que el amor no duraría para siempre.  Sentía que el amor no era bueno, que entraba despacito pero que era traicionero. De repente noto, que sus pensamientos llenos de ira y de rencor, aquella angustia que hacía que cada vez se ponga más tensa. Hacía que las palabras subieran a su garganta, dejando correr una lágrima por su mejilla. Sentía tanta bronca y arrepentimiento al saber que todo lo que hubiese querido decirle a él, nunca allá sido posible decírselo ya que el tiempo había dejado correr las horas. Desde ese entonces sintió que su objetivo era decirles a aquellas personas… Que EL AMOR ERA UNA MIERDA. Pero no pudo.  Segundos después, respiro profundamente  apretó con gran firmeza los dientes. Con impotencia de no sentirse débil y que aquellas lagrimas que inundaban su ojos no debían escapar. Se levanto, miró para los costados y sintió un frio por la espalda. De repente sintió miedo al qué dirán, a que pensara que ella estaba loca.. Oh que simplemente pensaran que era una tarada por el simplemente hecho de que ya no lo volvería a ver.
Entonces se fue.....

4 comentarios:

  1. Que feo ver a todas esas parejitas de mierrrda todos re felices & vos sola como una pelotuda sintiéndote re forever alone! encima cortas con uno & de la nada salen 79432 boludos enamorados & lo más bien! que ganas de cagarrles el momento gritandoles que todo se les va a terminar :S ajaja. Maal blda, tenemos que hablar, no puede ser que nos pase lo mismo! es más, te acordas que me dijiste que a los días viste que él tenia una relación en el face? adivina que pasó! sii, el papudo está de novio! aai dios, hombres! ajaja

    alduu.shadz@hotmail.com , vamos a putearlos juntas! ajaja un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Ainsssss... Locura de amor... Vaya relato ¿eh? Pero cuantos sentimientos negativos juntos ¿no? rabia, celos, ira... En fín de todo lo peor.
    A esa personita le urge cambiar el chip -pero ya- empezando por quererse... Que no se quiere nada ¿verdad?
    Un besito preciosa.
    María :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Eli,un placer regresar a tu hermosa casa, vengo ligero de equipaje, aquí me quedo, muchas gracias, buen día, besos mixtos...

    ResponderEliminar
  4. una amiga mia me decía siempre del amor al odio hay un solo paso :S

    ResponderEliminar

No quiero que te lleves de mi, nada que no te marque.
trucos blogger