"Lo he de vivir. Quedarme adormilado entre tus piernas. Dentro de ti, pequeña inmensidad, dulce anestesia. En blanco te dejaré, como dejo este verso. Porque tú conviertes las curvas en rectas Entrar en ti. Nacer pero al revés, huir ahí dentro. En tu oscuridad." Toros en la Wii, Love of Lesbian

miércoles, agosto 3

El peor enemigo!

Porque algunas personas lastiman tanto? Porque cuando estás bien, amigado con la vida, de pronto viene alguien y rompe la felicidad? Cuesta entender la maldad, la crueldad. Porque razón hay gente que lastima deliberadamente? Porque nos hacen sufrir? Cuando nos hieren, además del dolor sentimos que la pena es una injusticia. Porque la gente que nos ama nos puede tratar tan mal? Porque nos lastimamos tanto? ¿Por qué la persona que más debería quererte es, a veces, tu peor enemigo?
¿Por qué nos lastimamos tanto? ¿Por qué la persona que más debería quererte es, a veces, tu peor enemigo?
Todo el mundo lastima. Pero ¿por qué? ¿Por qué será? Lo demostremos o no, hay gestos, palabras y silencios que nos hieren profundamente. La gente es egoísta. Piensan en sí mismos y lastiman a los demás. Pero duele más cuando el golpe viene de un ser querido. ¿Por qué nos lastimamos así? Es como si el hecho de sufrir por alguien fuera la medida de cuánto lo amamos. Y a veces algunos hasta se sienten bien viéndonos sufrir por ellos. Eso los hace sentir... amados. ¿Pero por qué? ¿Por qué son así, esponja?. Es horrible. Es como si la persona que más amás fuera tu peor enemigo. ¿Qué? ¿Qué? Es así. La persona que más debería cuidarte, amarte, mimarte... es la que más te lastima.

Hope
: -La persona que más debería amarte sos vos misma.
Jazmín: -¿Vos me estás escuchando lo que yo te estoy diciendo? No estoy hablando de mí misma. Estoy hablando de una pareja, de un amor hacia otra persona, eso...
Hope: -¿Y yo estoy hablando de callos, por ejemplo? ¿Por qué no te relajas y me escuchas, que por ahí tengo algo para decirte que te puede servir? Un ejemplo, te grafico, ¿no?... Hay una chica, cualquiera, no importa, que siempre se enamora de chicos que no le dan bola, ¿no? Aparece un chico, un chico cualq...
Jazmín: -Un chico que no le da bola y es profesor, ¿no? Como un profesor...
Hope: -Sí, puede ser profesor... Un profesor, por ejemplo, que no le da bola y ella lo sabe. De todas maneras, ella es cabeza dura y decide encararlo. Obviamente, el profesor no le da bola nuevamente y la rechaza.
¿Quién es el cruel: él, que la rechazó, o ella, que lo sabe y va al choque igualmente a encararlo? Si el zapato aprieta, el zapato no tiene la culpa... El que tiene la culpa es la persona que lo compró. Hay que pensar lateralmente. Por ejemplo, la jirafa y el payasito. Melody sabe que el payasito está como podólogo sin alicate, perdido, confundido. Y ella, en lugar de cuidarse, va y lo encara, se expone. Termina lastimándose y culpándolo a él. Lo mismo Simón. Él la acusa a ella de que lo vuelve loco, pero fue él quien la volvió loca. No nos cuidamos. Como Rama y Vale. Rama siente que Vale se le va, pero en vez de seducirla, reconquistarla, pelearla, lo pueden los celos y la ataca. Vale nunca fue tan feliz como con Rama. Tan pero tan feliz, que se buscó un tercero para arruinarse la felicidad. Así somos. Mírala a Mar, si no. Ama a Thiago, pero se enrosca; le busca el pelo al pelado hasta que se lo encuentra. ¿Quién tiene la culpa de ese maltrato? ¿Él o ella? Y después la tenemos a Paz, ¿no?, que ella es el caso... de manual. Está enamorada del hombre que siempre la hizo sufrir y no va a cambiar. ¿Y ella?
Jazmín: -¿Qué, Teo se llama? ¿Y qué, se iba a casar con ella?
Hope: -Paz es el problema, igual; no puede dejar de quererlo.
Y quererlo la lástima, y la lastima mucho.
Jazmín: -O sea que somos todos masoquistas, eso querés decir.
Hope: -No, yo psicología paso, ¿viste? Yo la tengo clarísima en el pelo y en zapatos. Lo que sí creo es que por ahí no es que nos guste sufrir, sino que a veces nos cuesta estar bien.
Es más fácil buscar el enemigo afuera, pero a veces el peor enemigo no está tan lejos; está mucho más cerca. A veces, nuestro peor enemigo somos nosotros..

Lo malo de la dependencia es que nunca terminan bien. Porque al final, cualquier cosa que nos haga enojar, deja de hacernos sentir bien y empieza a hacernos daño.. y al final dicen que sea imposible librarse de los vicios hasta que no se toca el fondo. Pero... como se hace a entender cuando uno ha tocado el fondo?  Porque a veces no importa cuánto una cosa nos haga daño.. a veces es más doloroso dejarla..

8 comentarios:

  1. Yo nunca vi casi ángeles, pero me gustaba muuucho todo lo que iban diciendo en los capítulos, que lo leia cuando un amigo lo subía como nota en su face :)
    Besotessssss, y gracias por pasar por mi blog :)

    ResponderEliminar
  2. Ohh mi negra bella que cabia todo el blog,, hasta los caramelitos de cianuro u.u
    ei te adoro meen y lo sabes ^^ jajaj
    grac por todo un besuchi *.*

    ResponderEliminar
  3. Aiiiiiiii Eli guapa:) espero qué estes super bien me encanta tu bloog enserio ,te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  4. Lo clásico, siempre estamos en el mismo conflicto, cuesta mucho reconocer que el hombre nació para ser feliz, pero se empeña en ser infeliz. Ilustrativo texto.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  5. siempre hay un forro que te caga la felicidad, jaja.
    un beso n.n

    ResponderEliminar
  6. A veces nos llevamos cada sorpresa....

    ResponderEliminar
  7. así es muchas veces nosotros mismos figuramos como nuestros peores enemigos, y es verdad, siempre nosotros mismos terminamos de hacernos daño, ya que ¿Por que nos tiene que afectar lo de los demás?, supuesta mente tenemos que aprender a ignorar lo malo y dejar lo bueno...
    Excelente entrada, espero que sigas pasando a comentar, un abrazoo

    ResponderEliminar
  8. Nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, porque dime... ¿acaso alguien nos conoce mejor que nosotros mismos?
    Es tan facil hacer daño a los demás... QUe parece que hagan concursos a ver quien te puede hacer mas y mas daño...
    Pues ánimo, que lo intenten. Que yo sola me levanto y me caigo.

    ResponderEliminar

No quiero que te lleves de mi, nada que no te marque.
trucos blogger